CONSEJERIA MATRIMONIAL

¿Qué es la consejería matrimonial?

La Consejería Matrimonial en Costa Rica es la manera de abarcar los problemas concretos de una relación, sin que haya llegado a un punto crítico y así obtener herramientas desde un punto de vista objetivo con el fin de corregir situaciones en la comunicación, rutina, toma de desiciones, intimidad y confianza.

Para lo anterior, es importante tomar en cuenta que la Consejería Matrimonial es un proceso en el cuál se tienen pasos y con esos se irán alcanzando las metas deseadas.

psicologos-en-costa-rica-consejeria-familiar

“Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.”

Sigmund Freud

¿De que manera se trabaja en la Consejería Matrimonial en Costa Rica?

Los siguientes son algunos puntos importantes en la forma en que habremos de abarcar la Consejería Matrimonial:

1) Honestidad Matrimonial:

Ser honesto y abierto durante toda la sesión con el consultor ayudará a mantener las cosas en buen camino y animar a cada parte a abrirse.

Ser honesto te ayudará a establecer un tono claro para la Consejería. Desde la honestidad se trabaja de forma más concreta, sin dejar supuestos ni tomar atajos.

La sinceridad debe funcionar no solo con la pareja, sino también, con el consejero. De esta forma se llegará a la meta deseada.

2) Compromiso Matrimonial:

Si se llega a Consejería es porque desean comprometerse con el camino a llevar, en el tanto existe en ambos un compromiso a mejorar las cosas y trabajar en ellas.

Se sabe que muchas veces el compromiso a una modificación de algo que ya pueda ser una rutina, es difícil, pero no se está sólo. Y a lo único que podrá llevar es a una mejor calidad de vida en pareja.

El compromiso también incluye el asistir a la Consejería para que ésta funcione. Lo que se hace en sesiones debe continuarse en casa y aplicar las herramientas brindadas en consejería. Habrán sesiones que fluyan más que otras, pero lo importante es siempre estar comprometido en el tiempo de la misma.

Loving couple in wheat field.

3) Ser específico en la Consejería Matrimonial:

Será importante ser puntual en los problemas que se deberán abarcar durante  la Consejería Matrimonial, para así no llegar a sesión a brincar de una cosa a otra sin poder llegar a ser paralelos sobre los ámbitos a enmendar.

En muchas ocasiones el llegar a ser especifico también es parte de las sesiones. Ya que se debe identificar el problema en conjunto con el/la consejero.

4) Establecer objetivos Matrimoniales Cuantificables

Estos objetivos deben ser palpables y alcanzables. Consiguiendo en conjunto identificarlos y puntuar herramientas de utilidad en el matrimonio (no todas las herramientas son para todas las parejas).

El consejero matrimonial podrá ayudarle a establecer los objetivos, los cuales deberán ser concretos y alcanzables para que así pueda desarrollar nuevas habilidades a lo largo del camino, logrando fijar metas más altas a medida que se avanza de nivel.

“La capacidad de reír juntos es el amor.”

Françoise Sagan

5) Aprender a perdonarse:

El perdón es una parte importante en la Consejería de parejas, y esto significa aprender que perdonar puede salvar su relación.

Así, dejar ir cosas que hayan sucedido en el pasado incluye perdonarlas. Si esto no sucede puede seguir afectándose el matrimonio, aún sin mencionarlas, ya que puede manifestarse en otra situación.

6) La Historia familiar.

Muchas parejas no se dan cuenta que simplemente están imitando el comportamiento de sus padres u otros miembros de la familia en su relación actual.

El consejero matrimonial podrá ayudarles a identificar estos patrones de comportamiento para desarrollar una respuesta más sana en su propia relación, creando su propio camino sin seguir patrones ajenos.

7) Soluciones, no problemas.

Lo importante es buscar una solución y no intentar siempre detectar o crear un problema. Al solucionar un problema de manera puntual y definitiva, se evitará que éste mismo vuelva a suceder.

“El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.”

Madre Teresa de Calcuta

8) Conocerse – Reconocerse

El reconocerse y conocerse es una parte fundamental de la consejería matrimonial. De ésta forma se sabe sobre sus propios limites y extra – limitaciones.

El conocer sus características positivas y también las negativas, dará una visión mucho más real y objetiva de lo que se está viviendo. La evaluación de su personalidad es una parte del proceso en la consejería matrimonial y les ayudará a determinar los atributos específicos de cada personalidad que pueden ser agravantes para el conflicto que se está viviendo.

9) Trabajo en casa

La consejería de parejas se lleva a cabo tanto en una oficina como en la casa. Con esto queremos decir que no sólo hay que realizar un esfuerzo en el despacho del consejero sino que hay que esforzarse también en el hogar familiar.

“No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy.”

Gregorio Marañón

10) Ser Respetuoso/a.

Mostrar respeto por su pareja y el Consejero Matrimonial es un elemento importante del proceso. Tómese el tiempo necesario para escuchar y evitar llegar a conclusiones precipitadas.

La paciencia y el compromiso de respetar a la otra parte les ayudará a largo plazo, recordando que el respeto es la base de toda relación.

psicologos-en-costa-rica-consejeria-matrimonial-san-jose“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.¨ —Antoine de Saint-Exupery

Notas de Interés en la Consejería Matrimonial: