Select Page

Resistencia e Intensidad

Resistencia e Intensidad: La resistencia cambia constantemente de intensidad, debido a que aumenta siempre que se aborda un tema nuevo, y alcanza su grado máximo en el momento más interesante de la elaboración del mismo y baja de nuevo al quedar agotado.

Freud indica que a lo que nunca se ha llegado es a provocar el máximo de resistencia de que el enfermo es capaz, a menos de haber incurrido en graves errores de técnica.

De igual forma, el paciente abandona y vuelve a adoptar su actitud crítica un número incalculable de veces durante el curso del tratamiento.

De esta manera, cuando se a logrado atraer a la conciencia un nuevo fragmento, particularmente penoso, del material ICc, el criticismo alcanza su más alto grado y todo lo que se había llegado a aceptar y comprender de la teoría, queda anulado en un instante, siendo que puede llegar incluso a un cuadro completo de imbecilidad afectiva.

psicologa-psicoanalista-costa-rica

 Sin embargo, si se logra ayudársele a vencer esa resistencia, recobraría el dominio sobre sus ideas y su facultad de comprender; por tanto su critica no es una función independiente y digna de respeto, sino un arma de situación afectiva dirigida por su resistencia.

Siendo que, contra aquello que no le conviene se defiende con ingenio y gran espíritu crítico, pero da muestras de mayor y más ingenua credulidad cuando se trata de aceptar algo que se acomoda a sus intenciones.

Ahora bien, estas fuerzas que se oponen a la modificación del estado patológico, deben ser las mismas, según Freud, que anteriormente hubieron de provocarlo.

*Resistencia e Intensidad 

Así, durante la construcción de sus síntomas, algo debió de tener lugar, ya que ahora, en análisis, se puede reconstruir de las propias experiencias durante la resolución del síntoma.

 

 

 

 

 

 

× ¿Chat?
Secured By miniOrange