Select Page

Terapia de Pareja

¿Qué es la Terapia de Pareja?

 

La terapia de pareja en Costa Rica está dirigida a solucionar los conflictos, superar las crisis, resolver los problemas de comunicación entre ambas partes y reforzar los aspectos positivos de la relación. No obstante, para llegar a este punto, es necesario desvelar el origen de los conflictos y descubrir la dinámica que está en su base y los alimenta, impidiéndole a la pareja alcanzar un equilibrio satisfactorio.

Para descubrir el problema subyacente, el psicoterapeuta necesitará profundizar en la historia de la pareja, saber cómo se conocieron, en qué punto de sus vidas estaban y a qué cosas renunciaron por estar juntos. También se suelen analizar las experiencias familiares de ambas personas, sobre todo el tipo de relación que mantenían sus respectivos padres, ya que a menudo los patrones disruptivos provienen de sus hogares de origen y son comportamientos que cada uno repite sin ser conscientes de ello.

Una pareja feliz no es aquella que no tiene conflictos, sino la que sabe enfrentarlos y salir fortalecida de ellos. El Grupo Poïesis cuenta con un equipo terapéutico integral de especialistas en psicología para dar la óptima atención que la pareja requiera, siendo que es de suma importancia contar con un equipo de diferentes enfoques psicológicos para poder enfrentar temas individuales y separarlos de la terapia de pareja.

Por eso en las sesiones de Terapia de Pareja se analiza la perspectiva de cada miembro de la pareja, así como sus características de personalidad y las expectativas que cada uno tiene sobre la relación. De esta forma podemos identificar los problemas y los puntos positivos sobre los cuales se puede trabajar.

No existe una fórmula mágica para que una relación vuelva a funcionar, pero si se logra identificar la raíz del problema y se cuenta con las herramientas necesarias es muy probable volver a encaminar la relación hacia una construcción positiva y el camino hacia la felicidad.

 

Comunicación y Compromiso

 

Una vez identificado el problema, se suele trabajar en la comunicación potenciando habilidades como la escucha activa, la empatía y la expresión asertiva de las emociones. De esta forma, las personas pasan del “modo monólogo” al “modo diálogo”. El objetivo final es que ambos aprendan a expresar sus sentimientos, ideas y necesidades sin herir al otro, en el respeto a la individualidad.

No obstante, una de las técnicas utilizadas en terapia de pareja también se centrará en potenciar la responsabilidad, y así, se lograrán ejercicios en donde ambos acepten que el problema es cosa de dos y que es necesario trabajar juntos para poder superarlo. A la vez, el terapeuta trabajará para que no se instaure una dependencia emocional y se desarrollen las bases para que ambos vuelvan a ilusionarse con la relación, reactivando los pequeños detalles y las atenciones hacia el otro.

Cabe aclarar que la terapia de pareja no se centrará solo en hablar, sino que en muchas de las sesiones se pondrá en práctica diferentes técnicas psicológicas, como la modelación o el psicodrama, para lograr que las personas se apropien de modos de relacionarse más asertivos y empáticos. Además, también será usual que el terapeuta de pareja oriente una serie de tareas que la pareja debe realizar en casa, normalmente con el objetivo de reencontrar la pasión, fomentar la confianza y/o propiciar el acercamiento afectivo.

Cuando sea necesario, también se trabajará a nivel individual ciertos aspectos personales de cada miembro de la pareja que pueden estar interfiriendo en el buen funcionamiento de la misma.

 

Sobre el Terapeuta de Pareja

 

Cuando una pareja no logra solucionar sus problemas, sino que estos se agudizan cada vez más, significa que ha caído en un círculo autodestructivo. Lo usual es que, al intentar solucionar el conflicto, hayan puesto en práctica determinados comportamientos y actitudes que han despertado respuestas negativas en el otro, de forma que ambos terminan adoptando una actitud defensiva y el diálogo constructivo se convierte en una misión imposible.

En este punto es muy fácil caer en la descalificación y la agresión, generando así un ambiente marcado por el rencor y la desilusión donde las respuestas negativas se suceden unas tras otras. Tarde o temprano, la indiferencia hace acto de presencia, por lo que las manifestaciones de afecto se restringen cada vez más, la pareja se dedica menos tiempo y, como resultado, crece la insatisfacción.

Darse cuenta de la existencia de ese círculo vicioso y de los comportamientos que están en su base no siempre es fácil, sobre todo porque ambos suelen estar muy involucrados emocionalmente o porque ni siquiera son conscientes de que esas conductas pueden ser la causa del problema. Obviamente, romper ese ciclo de negatividad es aún más complicado, pues implica que ambos miembros de la pareja deben dejar atrás hábitos que han estado arrastrando a lo largo de los años y, en su lugar, deben desarrollar formas más adecuadas de relacionarse.

Por eso, en ocasiones es necesario recurrir a nuestros terapeutas de parejas, quienes se encargarán de abrir los canales de comunicación que se han cerrado y proponer vías diferentes para relacionarse.

El psicólogo de parejas le hará notar a ambos miembros de la pareja todos aquellos comportamientos, actitudes, expectativas y creencias negativas o distorsionadas que están intensificando el problema o son una barrera para resolverlo.

No obstante, el terapeuta de pareja no solo tiene la misión de analizar la situación desde una perspectiva más objetiva, sino que posee los conocimientos y herramientas necesarias para guiar a la pareja hacia pautas de comportamiento más positivas y satisfactorias para ambos.

La terapia de pareja del Grupo Poïesis está basada en la Teoría Triangular de Amor de Sternberg. La cual trata sobre los tres elementos principales en una relación: Intimidad, compromiso y pasión, junto al equilibrio entre estos tres elementos sosteniendo a la pareja en el eje central de ellos.

Más sobre Intimidad, compromiso y pasón.

 

¿En qué le ayudará la Terapia de Pareja?

 

Realizar una terapia de pareja puede ayudarte a:

  • Identificar los problemas reales de la relación y sus causas.
  • Disminuir la tensión entre los miembros de la pareja.
  • Aprender técnicas de resolución de conflictos que sean más eficaces y que se pueden poner en práctica en diferentes contextos, no solo en la relación de pareja.
  • Mejorar la comunicación, potenciando una expresión más asertiva de las necesidades, deseos y emociones de cada uno de los miembros.
  • Potenciar la empatía, aprendiendo a ponerse en el lugar del otro para comprender sus puntos de vista y sentimientos.
  • Fomentar el equilibrio y la satisfacción con la relación de pareja a través del crecimiento personal de ambos miembros.
  • Adoptar una actitud más tolerante, en aras de que la otra persona se sienta mas aceptada y apoyada.
  • Aprender a conocer a la otra persona, teniendo siempre en cuenta sus sentimientos y necesidades.
  • Recobrar las muestras de cariño y los pequeños detalles que hicieron que ambas personas se enamoraran.

 

Preguntas Frecuentes en las Terapias de Parejas

 

1. ¿Cuándo hay que acudir a una terapia de pareja?

Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida, es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano. La posibilidad de la separación está siempre ahí, pero hay que tener en cuenta que es muy dolorosa, sobre todo cuando hay hijos pequeños.

La terapia de pareja es cosa de dos y normalmente es uno el que da la voz da alarma y el otro, al menos, tiene que estar dispuesto a colaborar. Si no es así, el que ve el problema todavía puede acudir al profesional, que podrá ayudar aunque, lógicamente con menos capacidad de maniobra. El principal problema en el fallo de la terapia de pareja es que se acude al profesional cuando ya no hay solución.

2. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes que presentan las parejas?

El fallo en la comunicación es el más frecuente. Engancharse en discusiones inútiles y destructivas en las que se hace sufrir y se sufre tremendamente sin llegar a ninguna solución. También puede ocurrir lo contrario, no se hablan ni se comunican y la relación va muriendo. La vida laboral frenética que se lleva contribuye a ello.

Otro problema frecuente es la falta de aceptación de las peculiaridades del otro. La sociedad nos enseña a luchar por nuestros deseos, y a veces eso se lleva a un extremo en la pareja, mientras que un poco de aceptación del otro nos puede conducir a una mayor felicidad, dándonos cuenta de todos sus valores y no solamente del aspecto que nos gustaría cambiar.

3. ¿Cómo se actúa si un miembro de la pareja no colabora? ¿la mujeres suelen ser más colaboradoras y los hombres más reticentes?

A la hora de acudir a la terapia, lo hacen más fácilmente las mujeres, porque tienen una formación mucho mayor para compartir sus sentimientos, emociones y también para pedir ayuda. Sin embargo, una vez iniciada la terapia, cuando se rompen las primeras barreras, el hombre está tan interesado como la mujer, de hecho la dependencia emocional del hombre hacia su pareja suele ser mucho más grande que aquel de la mujer.

4. ¿Cuántas sesiones suelen ser necesarias? ¿Cuánto suele costar una sesión?

La duración de cualquier terapia de pareja depende del problema que se presente. Hay que tener en cuenta que la terapia la hacen los pacientes y no el terapeuta, donde por tanto depende de cada uno de ellos, el avance y el compromiso que pongan en terapia.

A veces basta con un par de sesiones para poner las cosas en su sitio, otras veces es necesaria una terapia más profunda. Las sesiones se suelen desarrollar con entrevistas en conjunto, duran alrededor de una hora, y estas son atendidas por especialistas en psicología de terapias de pareja.

5. ¿Cómo se desarrollan las sesiones de pareja? ¿Siempre se hacen con los dos miembros de la pareja o hay sesiones individuales?

La terapia de pareja supone que cada uno tiene que hacer cambios en su comportamiento, lo cual es la vía para lograr un progreso interior profundo. El seguimiento y apoyo para esos cambios se hace en sesiones con ambos miembros.

No obstante, en ocasiones se da un problema psicológico en donde alguno de los componentes de la pareja necesita terapia personal, donde lo más indicado será que ésta terapia la brinde otro psicólogo. Realizándolo de manera ética e integral.

6. ¿Se trata sólo de hablar de los problemas o la pareja ha de realizar ejercicios de terapia de pareja prácticos? ¿Puede dar algún ejemplo?

Los cambios son de comportamiento, por lo tanto no se trata solo de hablar, hay que poner en práctica lo necesario para poder convivir y disfrutar el uno del otro. Un ejemplo muy frecuente es enseñar a la pareja cómo discutir, qué se puede decir y cómo, lograr no callarse nada, pero sin hacer daño al otro. Aprender a plantear problemas de forma que se llegue a soluciones y no a discusiones estériles. Esto tiene su técnica y se aprende en las sesiones de terapia y se practica en casa.

7. ¿Cuál es la efectividad de éste recurso?

Los datos indican que la gran mayoría de las parejas que acuden a terapia, alrededor del 75%  informan de una mejora en la satisfacción matrimonial. Cuando se llega solamente para que no diga nadie que no se ha probado todo, la efectividad es mucho menor.

 

Links de Interes sobre la Terapia de Pareja

 

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

| Clínica Integral de Psicología & Psicoanálisis |
Average rating:  
 0 reviews
× ¿Chat?
Secured By miniOrange